Higiene corporal y dermatitis atópica

El eccema o dermatitis atópica es una dolencia de la piel que aparece en niños y adultos con una piel especialmente sensible. Es una alteración crónica (es decir, puede durar años) y también significa que la persona que lo sufra podrá tener épocas mejores o peores dependiendo de varios agentes externos. Por ejemplo el clima, la época del año, el estado de hidratación de su piel, etc., podrá incidir en el grado de repercusión.

¿Cuáles son las causas de la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica tiene un gran componente genético, es decir, hay una alteración en la composición normal de la piel que se hereda dentro de la familia. En las familias con niños con dermatitis atópica, es frecuente encontrar miembros (padre, madre, hermanos, tíos...) con antecedentes de alergias, que han sufrido esta dolencia, o bien bronquitis asmática o rinoconjuntivitis alérgica.

Si la persona afectada no muestra otras manifestaciones (como asma, rinitis o conjuntivitis alérgica, diarrea), en general no están indicadas las pruebas de la alergia. Solo en niños pequeños con dermatitis atópica importante, hay que descartar alergia a ciertos alimentos como el huevo o la leche de vaca.

Lo que hay que saber sobre su higiene corporal

En niños pequeños, el baño tiene que ser corto y usando agua caliente o tibia, sin hacer uso de jabones. Es preferible utilizar óleos de baño infantiles, que proporcionan hidratación y protección en su piel. No tenemos que usar esponjas ni ningún objeto para frotar la piel; el agua y las manos del cuidador son suficientes.

A más edad, es preferible la ducha al baño, y tienen que usarse jabones de tipos “syndet” (que quiere decir, “sin detergentes”). En algunos casos más severos, se puede recurrir al baño, añadiendo óleos de baño (como en el caso de los niños pequeños).

Para secarse, las toallas o albornoces tienen que ser de algodón y no haber sido tratados con suavizantes durante su lavado. Es mejor secar simplemente por contacto: sin frotar la piel para no irritarla.

Cuando hayamos finalizado el baño, y después de secarlo brevemente (con la piel levemente húmeda), hay que aplicar una loción o crema hidratante por todo el cuerpo, a diario. Son preferibles aquellas cremas sin perfumes ni ciertos conservantes.

Recuerda que puedes visitarnos en nuestra farmacia (nos encontrarás en la Calle Pirita 12, en Málaga) y consultarnos cualquier de tus dudas. ¡Estaremos encantados de asesorarte!

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

VISÍTANOS
Calle Pirita, 12

Puerto de la Torre
Málaga

LLÁMANOS
T:952.10.05.40

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Wix Google+ page
  • Instagram Social Icon

622.607.800